9 “quick wins” de las redes sociales que todo proveedor de servicios debería conocer

“quick wins” de las redes sociales

“Quick wins” es otro de esos términos que se ponen de moda en inglés en el mundo de los negocios. Pero en este caso hay que decir que es necesaria y muy acertada, ya que suena mucho mejor que “éxitos rápidos con poco esfuerzo”. Por no hablar de la brevedad del término en comparación con su traducción. En este artículo te contamos un par de sencillos consejos que te ayudarán a conseguir mucho con poco esfuerzo en las redes sociales. A veces son simplemente pequeñas cosas que parecen obvias pero que, precisamente por ello, se pasan fácilmente por alto.

1 – Configura correctamente tu perfil

Tal vez suene banal, pero no lo es. Muchas empresas se crean un perfil en Facebook, Instagram, Pinterest, etc., y se rompen la cabeza con los contenidos que publican, pero se olvidan de lo más importante: ¡el perfil en sí! Muchas veces esto es precisamente lo primero que va a ver de ti un potencial cliente. Por ello, tu perfil debería transmitir una imagen lo más profesional posible, estar en sintonía con tu imagen corporativa y contener toda la información relevante. Pero ¿qué significa esto en concreto? En función de la plataforma, el perfil puede variar un poco, pero lo fundamental es siempre lo mismo: imagen de perfil, información/biografía, enlace a tu página web y, muchas veces, una imagen de cabecera. Primero: tu logotipo tiene que estar en un lugar destacado, a ser posible en la imagen de perfil. Segundo: todas las imágenes tienen que ser de buena calidad y estar en sintonía con tu marca. Tercero: la descripción no puede tener faltas de ortografía y tiene que dejar claro qué valores representa tu empresa. Lo mejor sería que pudieras integrar directamente el botón de reserva de citas en tu cuenta de Instagram y tu perfil de Facebook.

2 – El “quick win” de Maximilian: la marca en las redes sociales

“Para que tu marca sea reconocible, tus perfiles tienen que ser homogéneos. Utiliza tres o cuatro tonos en todas las plataformas, adaptados a la página de inicio. Emplea los mismos logotipos de tu empresa, el mismo tipo de letra y el mismo estilo a la hora de dirigirte a tus clientes, nuevos o antiguos”.

Maximilian Grünberger, peluquero y experto en redes sociales, TOPSALONCONSULTING

3 – Verifica tu cuenta

¿Tienes la insignia gris detrás de tu nombre en Facebook? Si no es así, deberías solicitarla cuanto antes. La insignia gris permite a los usuarios cerciorarse de la autenticidad de tu cuenta y tus publicaciones tendrán supuestamente más alcance. La insignia azul es solo para marcas, medios de comunicación y figuras públicas. También Instagram y Twitter tienen un proceso de verificación. En este caso, la insignia azul de verificación es solo para personas muy conocidas, muy buscadas y muy presentes en medios de comunicación. El motivo es que existe un gran riesgo de perfiles falsos y la insignia azul garantiza que esa es la cuenta “auténtica” de esa persona.

4 – Promociona tus mejores posts

¿Tienes una publicación que está funcionando especialmente bien? Pues consigue que llegue aún a más gente dándole publicidad. Puedes elegir el grupo objetivo, el presupuesto y el periodo de tiempo. Incluso con poco presupuesto se pueden conseguir cosas.

5 – Busca ayuda para el diseño

Casi ningún proveedor se puede permitir un diseñador gráfico propio para su empresa, pero lo cierto es que los gráficos profesionales tienen mucha importancia en el mundo de las redes sociales. A menudo, son lo primero que un nuevo cliente ve de ti. Deben ser homogéneos, reconocibles y no desentonar con la imagen de tu empresa. En realidad, es un trabajo para profesionales. Pero si el presupuesto no te lo permite, hay numerosas herramientas, como Canva o Visme, que te pueden ayudar.

6 – Hazte un perfil de empresa

Necesitas un perfil de empresa en Facebook, Instagram o Pinterest, ya que con un perfil de persona particular no llegarás muy lejos en las redes sociales. Una gran ventaja de las cuentas profesionales son las estadísticas a las que tendrás acceso. Además, también es necesario ese tipo de perfil para poder publicar anuncios.

7 – Infórmate de qué días y a qué hora está online tu grupo objetivo

Ya que estamos con el tema de las estadísticas, si eres activo en las redes sociales con tu perfil de empresa, es importante que vayas prestando atención de vez en cuando a los números, ya que estos te proporcionarán información muy útil que te ayudará a la hora de publicar contenido. Un buen ejemplo de ello es la hora a la que tus seguidores están online. Si sabes cuándo se conectan, sabrás cuándo es más oportuno publicar contenidos.

8 – Planifica tus publicaciones con antelación

Producir contenido a diario para las distintas plataformas requiere mucho tiempo y muchos quebraderos de cabeza, no digo ya publicarlos a horas concretas. Pero hay una forma de ahorrarse todo ese esfuerzo: utilizando herramientas como Hootsuite o Buffer podrás programar la publicación de posts el día y a la hora deseados. De este modo, podrás dedicarte a ello una vez a la semana y dejarlo todo programado para que se publique cuando más te interese. Ya sabes, no sirve con un poco de Facebook o Instagram de vez en cuando…

9 – Conecta tus distintos canales entre sí

Para finalizar, recuerda que conectar tus perfiles de Instagram y Facebook es posible con un par de clics. De este modo, podrás publicar tus posts de Instagram directamente también en Facebook. También podrás publicar anuncios en ambas plataformas. Encontrarás todos los detalles sobre cómo hacerlo en el artículo enlazado.