Saltar al contenido

¿Sabes ya encontrar clientes nuevos en redes sociales?

Tres jóvenes en un campo de girasoles

Están ahí, a un par de clics. No agazapados, pero sí moviéndose entre un mar de cuentas  corporativas, amigos y familiares, memes, vídeos y perfiles de todo tipo. Y aunque la competencia es feroz, ¡rendirse porque sea complicado no es una opción! Encontrar clientes nuevos en redes sociales es posible y te lo contamos en este artículo.

Posiblemente sea otra de las grandes incógnitas que planea sobre cualquier negocio en algún momento de su existencia. “¿Merece la pena iluminar el escaparate de noche?”, “¿Diseño una felicitación navideña?” o “¿Pongo caramelos para los niños pequeños (y los niños adultos) en el mostrador?” son grandes clásicos como Julio Iglesias o las uvas en Nochevieja a los que se ha unido desde hace unos años la pregunta –indefectiblemente con un deje de desesperación– del millón: “¿Cómo (demonios*) encontrar clientes nuevos en redes sociales?”.

Nuestro software todo en uno (agenda online, sistema de reservas, plan de turnos, punto de venta TPV…) nos da una visión 360 grados de la relación entre un negocio, sus clientes y todos los procesos entre medias, así que hemos identificado los puntos calientes en los que tienes que dar el do de pecho:

1) Identifica tu público objetivo

Es fundamental que identifiques cuál es tu cliente ideal (el famoso buyer persona) para poder conectar con tus (potenciales) clientes y ofrecerles algo que les motive para seguirte en redes sociales y finalmente convertirles en clientes. Establecer su rango de edad, sus potenciales intereses o el tipo de actividad que muestran en redes sociales (activo, pasivo, reactivo…) te permiten adaptar tu contenido y esfuerzos.

Un pequeño detalle: tener seguidores no es lo mismo que tener clientes. No te obsesiones con tener un elevado número de amigos/seguidores, pero sí debes prestar atención a otras métricas de tus publicaciones, como por ejemplo el número de visitantes, visualizaciones o los clics en tus enlaces.

¿Seguidores & clientes? Ni son todos los que son (en el día a día), ni son todos los que están (en tu lista de amigos o seguidores).

2) Traza una estrategia

Una vez que tienes claro a quién quieres orientar tus redes sociales hace falta crear y ejecutar un plan de acción para que los buenos propósitos se conviertan en éxitos. Si quieres encontrar clientes, tienes que estar y hacer cosas que a ellos les resulten relevantes. Así de sencillo y complicado.

Estrategia de contenidos: Determina qué tipo de publicaciones vas a realizar, su tono (irónico, profesional, pedagógico…) y de dónde vas a obtener el contenido y el material. Además, debes considerar si va a primar el texto, las imágenes o el vídeo. ¿Vas a diseñar gráficas o infografías? Como es lógico, lo ideal es que tus publicaciones no siempre sean idénticas y ofrezcas distintos tipos de mensajes, pero es importante que mantengas una línea y coherencia. Y siempre con contenido de calidad. Para que no te metas en líos con el copyright, te recordamos la existencia de las licencias libres tipo common creative.

Estrategia temporal: Por un lado, deberías marcarte un horizonte temporal para hacer una evaluación e implementar posibles ajustes o cambios. Por otro, es necesario que asignes cuánto tiempo y esfuerzo vas a dedicar a tus redes sociales. Y claro, también determinar quién se va a encargar de ello: tú mismo, un trabajador, una agencia externa… Inclúyelo en el plan de turnos de tus trabajadores para evitar que alguien se vea sobrepasado en sus tareas, que el trabajo acabe por no hacerse o se realice de cualquier manera. ¿Vas a abrir un blog o redactar una newsletter como apoyo a tus redes? Todo eso requiere un tiempo, así que planifica. Ya sabes, en redes sociales no sirve con un poco de Facebook o Instagram.

3) Crea material que se pueda compartir fácilmente

Puede parecer una obviedad, pero es así. Por ejemplo, en las gráficas en las que incluyas tus horarios o nuevos servicios tiene que distinguirse bien la información desde un teléfono móvil (la gran mayoría de usuarios navega en Internet y redes sociales desde su smartphone) sin que la imagen pierda calidad. En ese sentido, “menos es más” se cumple casi siempre en lo referente a diseño gráfico. Y recuerda incluir tu información básica –la justa y necesaria, sin sobrecargar– para que puedan seguirte en redes sociales y hacer sus reservas echando un simple vistazo a tu gráfica.

Imagen de varios carteles publicitarios.4) El poder de los lead magnet

No es uno de las últimas creaciones del mundo Marvel, sino la llave para ampliar tu radio de acción y encontrar clientes. Los lead magnet son contenidos gratuitos que tú creas (no hace falta diseñar un avión o la fórmula de la Coca-Cola, pero sí que sea útil) y permites que otros usuarios descarguen a cambio de información que a ti te resulta relevante para contactar con ellos, conocer sus intereses u ofrecerles descuentos. En Shore predicamos con el ejemplo, así que hemos creado una plantilla de turnos de trabajo y una plantilla con una base de datos de clientes. ¿Qué te parece? Todo el mundo sale ganando: los que buscan plantillas y la empresa que aspira a ampliar su audiencia.

5) Pon un ojo (o los dos) en la actualidad de tu sector

No estamos descubriendo la rueda; se trata de estar al tanto de las novedades en tu especialidad, tanto desde el punto de vista del empresario (estrategias, productos, precios) como del cliente (opiniones, tendencias, tipo de actividad en redes sociales). Las redes sociales son un escaparate, termómetro y altavoz de los temas de los que habla la gente, al menos cuando hablan en Internet. Para ello, además de atender a los comentarios y publicaciones de tus clientes/seguidores, es importante que identifiques y tengas en el radar los hashtags, grupos, comunidades, etc. que afectan a tu negocio.

Igualmente, tejer pequeñas redes locales de recomendaciones y/o colaboraciones a través de hashtags y grupos de interés de tu ciudad o pueblo cada vez es más rentable y sencillo desde el punto de vista técnico. Piensa que un mismo usuario es cliente simultáneamente de la tienda de informática, de la peluquería, la clínica de fisioterapia…

6) Publicidad directa e indirecta

Tampoco estamos descubriendo una nueva galaxia, pero la publicidad puede funcionar muy bien si sabes cómo tocar las teclas. La publicidad directa está alcanzando un nivel de precisión (según sexo, edad, ubicación, intereses, etc.) que es una auténtica maravilla, por lo que te aseguras visibilidad para determinados usuarios y palabras clave, tanto en buscadores como en redes sociales.

Respecto a la publicidad indirecta, nos referimos a aquellas publicaciones o contenidos tuyos que son compartidos por tus seguidores. Como te explicábamos en el punto 3, en tu mano está crear gráficas y textos que sean fácilmente compartibles. Como es lógico no puede condicionar todos tus contenidos, pero es un factor que debes tener siempre en mente.

Todo esto y más, con el software de Shore

Realiza todas las gestiones de tu día a día de forma sincronizada y unificada, con un mismo software y con la facilidad de llevar todo tu negocio siempre contigo en tu teléfono, ordenador o tableta. ¡Compruébalo tú mismo con nuestra prueba gratuita o solicita asesoramiento sin compromiso para obtener más información!

RECOMENDACIONES DEL REDACTOR