Tu página web profesional es tu escaparate digital y tu tarjeta de presentación en línea!

girl using her iphone to visit a website

Increíble, pero cierto: hay pequeños negocios que todavía no tienen una página web profesional. Eso equivale a cavar su propia tumba, excepto si su público tiene más de 70 años. Hoy en día informarse en Internet sobre la empresa y sus precios es parte del procedimiento habitual. Así que no es bueno que no te puedan encontrar. Tu página web profesional es tu escaparate digital y tu tarjeta de presentación en línea. Un estudio deja claro el papel crucial que juega para captar nuevos clientes y dar a conocer tu marca:

  • 91,7 % de los clientes dan una gran importancia a la presencia en línea de las empresas
  • 34,4 % se van a la competencia si no pueden encontrar la información que buscan
  • 25,4 % opinan que no tener una página web profesional es falta de profesionalidad
  • 48,1 % consideran a las empresas sin una página web profesional como anticuadas
  • 80 % creen que es importante poder ver los precios en línea

Érase una vez

Para entender las ventajas de la digitalización también es importante echar la vista atrás. Y entonces nos encontramos con folletos, tarjetas de presentación, anuncios en los periódicos, listines telefónicos… Pero no todo el mundo puede acceder a esto, como sí puede acceder a una página web. Primero, el folleto y la tarjeta de negocios tienen que llegar hasta tu nuevo cliente potencial. Lo que significa que el cliente, justo cuando está buscando un nuevo peluquero, esteticista o fisioterapeuta, tiene que encontrarse en el lugar donde hayas dejado tus materiales de marketing. O haber comprado el periódico en el que hayas publicado un anuncio. O pasar por casualidad por delante de tu salón, tienda o estudio. Un tanto improbable, ¿verdad?

¿Qué ganas con una página web profesional?

Esto nos lleva directamente al punto número dos: para qué sirve crear una página web profesional. Es tu tarjeta de visita digital, a la que puede acceder cualquier persona y desde cualquier lugar. Los precios, los servicios, el equipo, los datos de contacto… los clientes nuevos pueden hacerse una idea de tu negocio antes de su primera cita. ¿Y quién reserva hoy una cita en un pequeño negocio sin informarse antes sobre sus precios? La gran ventaja de una página web profesional frente a los materiales de marketing tradicionales, como los folletos, es que tus clientes (nuevos) pueden encontrar toda la información que necesitan sobre tu empresa con un par de clics. Además, la puedes adaptar cuando lo necesites, sin tener que imprimir 500 folletos nuevos y tirar los viejos a la basura. También tienes espacio ilimitado, no como en una cuartilla. En una página web tienes libertad para disponer toda tu información claramente y presentarte con la mejor cara.

Puesta en práctica y consejos

Para crear tu página web profesional, deberías confiar en una agencia de diseño de páginas web, porque no sirve con «cualquier» página web. Debe ser adecuada a nivel técnico y legal, tener un color, estilo y aspecto natural que se corresponda con tu empresa, e ir acorde con los tiempos. De repente, te encontrarás con términos como «dominio», «hosting», «SEO» o «diseño responsivo», que, de primeras, pueden hacer que te lo pienses dos veces. Por eso es más que importante tener a un profesional a tu lado que te explique todo de una manera en la que lo puedas entender, implemente tus ideas con profesionalidad y esté dispuesto a pasar a la acción si necesitas ayuda. Una buena página web debe cumplir varios requisitos: Tiene que cumplir con los requisitos actuales, tanto ópticos como técnicos. Debe, sobre en lo referido al RGPD, ser legalmente correcta. Debe ser responsiva, es decir debe verse bien en móviles y tabletas. También debe estar optimizada para el posicionamiento en buscadores, para que te encuentren en Google (más y mejor). Y muy importante: tiene que ser intuitiva para que tus clientes (nuevos) puedan navegar por ella sin perderse.

En la red de redes, la World Wide Web, se pueden encontrar muchísimos proveedores que trabajan con los llamados sistemas de montaje por módulos. Gracias a ellos puedes crear tu propia página web profesional con un par de clics. Suena muy tentador, pero debes tener en cuenta que, entonces, tú serías el único responsable de implementar todos los puntos mencionados anteriormente. ¿Crees que podrás? No subestimes la ayuda de un profesional, si tienes un problema con tu página web, tendrás alguien a quien acudir.