Google Ads – Anunciarte en el mayor buscador del mundo

google ads for service businesses

Seguimos hablando de resultados de búsqueda, pero pasamos de los resultados orgánicos, a los de pago. Con Google Ads, el anterior Google AdWords, puedes anunciarte en el mayor buscador del mundo. Tu página web aparecerá en los primeros resultados, marcada con la palabra «anuncio» Muchos pequeños negocios le tienen un enorme respeto a Google Ads, pero no hay por qué. Y es que solo pagas cuando alguien hace clic sobre tu anuncio, y has marcado un presupuesto de antemano. Para que tus anuncios en Google tengan éxito tienes que elegir bien el grupo al que te diriges, usar las palabras claves apropiadas y delimitar tu radio de acción. Al superar este reto tendrás tu recompensa: ¡nuevos clientes! Tentador, ¿verdad?

Érase una vez

Los antepasados de Google Ads son los clásicos anuncios de periódicos. Al escoger el periódico o la revista se delimita el público y la región, y ya está. Una vez contratado, el anuncio se imprime en todos los ejemplares. Así que, para hacer cambios, hay que esperar a la siguiente edición. Además, los anuncios en los periódicos hay que pagarlos cuando se contratan, incluso si nadie los lee. Y ese es el mayor problema, nunca sabes si alguien los lee. Valorar el éxito de un anuncio en el periódico es casi imposible, porque no hay nada parecido a Google Analytics en analógico.

¿Qué ganas con Google Ads?

Google Ads te ofrece lo que los anuncios de periódico no pueden. Marcas tu propio presupuesto y solo pagas cuando alguien hace clic en tu anuncio. Y Google deja de mostrar el anuncio en cuanto se alcanza el límite del presupuesto. Además, puedes ir optimizando tus anuncios y ver cómo de efectivos son. Así sabes si has invertido bien tu dinero. Una de las mayores ventajas de Google Ads es que llegas a las personas a las que quieres llegar. Y es porque tu anuncio solo les aparece a las personas que utilizan unas palabras clave concretas. Por eso, es muy probable que esas personas encuentren en tu página lo que buscan y terminen siendo tus clientes. Todo ello, aprovechándote también de la enorme cobertura y los incontables usuarios del gigante de los buscadores.

Puesta en práctica y consejos

Usar las palabras clave apropiadas es tan importante en la optimización del posicionamiento en buscadores como en los anuncios. Tomemos como ejemplo a un homeópata que se presenta con el nombre de su ciudad o a un diseñador de uñas con la palabra clave «uñas». No tiene mucho sentido. Ambas palabras claves tienen una competencia tremenda y los costes son muy altos. Las palabras claves más populares cuestan más por cada clic y el sitio que más paga, aparece más arriba. Además, alguien que busque «Valencia», por ejemplo, no estará buscando un homeópata en Valencia. Por eso, para empezar, debes hacerte tres preguntas: ¿Con qué términos quieres que te encuentren? ¿Se utilizan esas palabras en los buscadores? ¿Es el coste por clic rentable?

La respuesta a la primera pregunta suele ser una combinación de la ciudad y la actividad, por ejemplo, «homeópata Valencia». Pero quizás tú ofreces un servicio especial o un tratamiento específico por el que te gustaría que te encontraran. Después tienes que averiguar si se utilizan esos términos o frases, para lo que puedes utilizar la herramienta Keyword Tool de Google Ads. Ahí verás la frecuencia con la que se utiliza tu palabra clave cada mes, cuánta competencia hay y cuánto te costará cada clic, aproximadamente. Considera si el coste vale la pena o si sería mejor escoger otra palabra clave. Cuando tu campaña de marketing esté en marcha, tendrás que controlar si tus anuncios funcionan bien o los tienes que mejorar. Pero para que el anuncio tenga éxito la página enlazada también es importante, claro. Su contenido tiene que ajustarse al anuncio, si no, los usuarios la cerrarán enseguida.